Autoconsumo y Energías Renovables

El autoconsumo energético consiste en una instalación eléctrica a través de la cual podemos autoabastecer parte o el total de nuestra energía.

Autoconsumo solar conectado a Red

Las instalaciones conectadas a red tienen como objetivo reducir el consumo externo de energía, aprovechando la energía que podemos obtener mediante la radiación solar. Por lo tanto, dejamos de pagar a la compañía energética la energía que nosotros nos estamos generando. Los elementos principales son la generación (placas fotovoltaicas) y la conversión (inversor de corriente).

Autoconsumo para instalaciones aisladas

En las instalaciones aisladas, al no haber conexión física con la red, todo el consumo eléctrico ha de ser abastecido con la instalación de generación, por lo que se compone de elementos de generación, elementos de conversión, elementos de regulación y también de elementos de acumulación. Las instalaciones aisladas no se suelen llevar a cabo cuando si se tiene acceso a la red eléctrica, aunque con la bajada de precios de los últimos años en los módulos fotovoltaicos y en las baterías puede ser rentable desconectarse de la red y ahorrarnos pagar los costes fijos y los peajes con los que carga la energía.


El valor del autoconsumo

Ahorro

Reduce la factura eléctrica consumiendo tu propia energía

Energía Renovable

Contribuye al cuidado del medio ambiente

Garantía

Una instalación que dura toda lValor Edificio

Valor Edificio

Aumenta el valor del inmueble y mejora su calificación energética

Mínimo Mantenimiento

El mantenimiento se reduce a una media de 2 limpiezas al año

Bonificaciones

Aprovecha ventajas fiscales de IRPF e IBI así como facilidades de financiación